El norteamericano cuando besa

Se acerca el fin de año y en algunas cadenas ya han empezado a dar la lata con especiales sobre lo que ha pasado este año: fotos impactantes, noticias truculentas, imágenes del año, curiosidades, etc. No sé exactamente en qué categoría, cómo ni por qué, pero la cosa es que hace unos minutos estaban hablando de la foto famosísima de un marinero norteamericano besando a una enfermera en Times Square al acabar la Segunda Guerra Mundial. Los protagonistas de la foto no fueron encontrados hasta los años 80 y ahora no sé a cuento de qué vuelven a ser noticia. Se me ha revuelto el estomago al ver una mini entrevista con una Greta y un George ya ancianos porque a pesar de que Greta ha dicho hasta la saciedad que no conocía a George de nada, él la cogió por banda y le pegó un beso y a pesar de que George corrobora la versión, nadie ve nada extraño en ello. Se sigue resaltando hasta la nausea lo romántico de aquel beso robado en la pasión del momento como si fuese normal o de recibo ir por la calle besando a extrañas. Me repatea vivir en una sociedad machista que (cada día estoy más segura) ha cambiado poquísimo desde la Segunda Guerra Mundial hasta ahora en lo que a conceptos básicos sobre la mujer se refiere. Podemos votar, trabajar, hacer más o menos nuestra vida sin permiso paterno o de un marío, pero a la hora de la verdad seguimos viviendo en una sociedad paternalista y heteropatriarcal que celebra y sigue queriendo perpetuar la sumisión de la mujer al hombre. Matrimonio, noviazgo, perfectos desconocidos… en no llevando un anillo de casada, cualquier mujer está disponible y cualquier excusa es buena – incluso el final de una guerra – para que el macho haga uso de su derecho de pernada.

Comments

Popular Posts