En misa y repicando

De un tiempo a esta parte (como dos años) el patio universitario yanqui está revolucionado por la “invasión trans” de los campus. Instituciones como Mount Holyoke College, Wellesley College, Mills College y Smith College, que nunca habían admitido a hombres, se han visto forzadas a admitir a chicos trans en diferentes grados de tratamiento (hormonándose, preparándose para operarse y después de operarse) y/o se han visto forzadas a revisar sus normas para ver si admiten o no a chicos trans.

Llamadme cateta, transbófoba y todo lo que queráis: lo de que sintiéndote hombre, hormonándote para que tu cuerpo se corresponda con cómo te sientes, operándote para que tu cuerpo refleje cómo te sientes, pretendas ir a una universidad sólo para mujeres me parece querer estar en misa y repicando. Y, en mi tierra, no se puede estar en misa y repicando. ¿Qué tienen universidades como Mount Holyoke College, Wellesley College, Mills College y Smith College que no tengan otras universidades? ¿cuál es el atractivo o qué justifica que en pleno 2015 haya mujeres feministas que quieran seguir yendo a universidades exclusivamente para mujeres? El sistema de gobierno es por y para las mujeres, los consejos escolares, el profesorado… todo está diseñado para animar a las estudiantes a expresarse, para guiarlas, para que se sientan cómodas en posiciones de liderazgo. Si se abren esas posiciones de liderazgo a los hombres, apaga y vámonos. No me llaméis alarmista o tremebunda: en Mount Holyoke es donde hace nada han decidido no representar los “Monólogos de la vagina” de Eve Ensler por ser ofensivo para l@s estudiantes trans que estudian en esa universidad – que por lo visto no saben que la propia Ensler escribió hace 10 años un anexo a su obra con textos inclusivos y entre otros había uno específico para que las mujeres trans no se sintieran excluidas.

Para mí, lo del acceso a las universidades privadas de mujeres es la última gota de un vaso que se ha ido llenando a base de invitaciones cansinas a salir con y/o meterme en la cama de chicos trans. Hablando en plata: estoy hasta el coño de que chicos trans me digan que si no quiero salir con ellos en plan cita/pareja ni quiero acostarme con ellos es porque soy transbofofa. Señores, un poquito más de consecuencia. Si usted es un hombre, ¿por qué cojones quiere salir con una lesbiana? ¿por qué se ofende si esa lesbiana educadamente le recuerda que ella sólo se acuesta con otras mujeres? ¿por qué se sube a la parra e insulta cuando esa lesbiana le vuelve a repetir que no se acuesta con hombres? Es que manda huevos.

No sé si decir o no que tengo amigos trans, por aquello de no sonar al que cuenta chistes sobre el KKK y luego lo termina de arreglar diciendo “yo no soy racista, tengo amigos negros”. Tengo amigos trans, que saben que no me voy a meter en la cama con ninguno de ellos. Lo mismo que no me metería en la cama con un hombre heterosexual “de nacimiento” (entrecomillo porque del tema “cis” ya hablaremos otro día). 

Comments

Popular Posts